Despedida de dos series

Quiero aprovechar este artículo, que probablemente sea el último que escriba para esta sección de la revista, para hablar de dos series que terminan su emisión en las semanas próximas después de 8 temporadas. Estoy hablando de Mujeres desesperadas y de House.
En la primera, hemos tenido de todo, y cuando digo de todo es DE TODO. Muertes, asesinatos, suicidios, maltratos, cáncer, alcoholismo, bodas, divorcios, cuernos… Mujeres desesperadas es para mí la serie de drama por excelencia, pero por supuesto es mucho más que eso. A lo largo de 8 temporadas nos hemos reído de Susan, nos hemos reído con Gaby, Bree nos ha sacado de quicio y hemos apoyado a Linette. Y la verdad, es que la última temporada no podía estar yendo mejor, transportándonos de nuevo a esa primera temporada en la que se empezaba a intuir el alcoholismo de Bree, y sobre todo a esa nota en la que se centraba toda la trama “I know what you did. It makes me sick. I’m going to tell”. En la serie después de la 4ª temporada se produjo un salto temporal de cinco años, y aun así consiguieron volver con la 5ª temporada sin perder la esencia de la serie. En definitiva, es una serie que te engancha desde el principio y, aunque parezca imposible, terminas cogiéndole un cariño especial a todos los personajes por muy insoportables que te parezcan al principio.
La segunda serie de la que voy a hablar es House. Para mí House significó un antes y un después en el mundo de las series, ya que fue la primera serie que consiguió engancharme hasta el punto de descargarme los capítulos a ritmo de EEUU. Todos los que vean la serie coincidirán conmigo en que ha perdido mucho desde su primera temporada, y muchos ya esperábamos que llegara pronto su final. La verdad es que la serie ya ha dado de sí todo lo que podía dar, y sobre todo en esta última temporada se echa muchísimo de menos a personajes como Cuddy, que era un pilar central de la serie. No sé cómo acabará y tampoco quiero spoilear a nadie, solo diré que de momento parece que han enfocado el final muy bien (desde mi punto de vista) y que espero después de ver las series finales nos quedemos con un buen sabor de boca.
En definitiva, este año parece que estoy diciendo adiós a muchas de las series que veo y que después de unas cuantas temporadas terminan o han terminado su emisión (aunque no hable de ellas me estoy refiriendo a Chuck, Skins, One Tree Hill…). Esperemos que el capítulo final de House y de Mujeres Desesperadas haga justicia a lo que era la serie. Y es que no es algo tan fácil de hacer. Si tuviera que escoger el que es para mí el mejor final de una serie no sabría escoger entre Friends o A Dos Metros Bajo Tierra. Difícil superarlos pero ojalá lo consigan.

Artículo escrito por: David Seco

Dejar un comentario