Shameless

Shameless y la manía de los americanos por adaptar series para no importar foráneas, es cierto que algunas veces les ha salido bien, véase The Office, pero no siempre es así, como Life on Mars (aunque ésta tiene hasta adaptación española, que da incluso más pena). Ahora quieren adaptar la magnífica Sherlock británica, que desde el nuevo nombre de la serie, Elementary, pasando por la ambientación en otra ciudad que no es Londres (New York) y terminando con Lucy Liu como la Dra. Watson empieza a oler a fracaso. Pero dejemos esto de lado y centrémonos en Shameless.
Shameless gira en torno a la disfuncional familia Gallagher siendo Frank un padre borracho que apenas se preocupa de su familia, recayendo toda la responsabilidad sobre la hermana mayor, Fiona. Todos aportan lo que pueden para salir adelante. En total son seis hermanos, todos son personajes totalmente tridimensionales y bien definidos. En la serie solo les hace falta cinco minutos para describir y dar forma a cada uno de ellos, por lo que rápidamente te introduces en su día a día.
En cuanto a las diferencias entre US y UK, decir que los guiones en el piloto son idénticos, y durante toda la primera temporada siguen caminos paralelos. Su diferencia está en otro lado. La serie británica es mas cruda, parece que la casa está sucia y no solo desordenada. David Threlfall, que interpreta a Frank, consigue interpretar ese padre ausente que ha hecho que su familia tenga que adaptarse y a la vez llevar el peso de la serie.
Los americanos, por su parte, han hecho un producto bastante bueno, es igual que la británica pero con un lavado de cara, aunque esto no tiene por qué ser del todo bueno. También es cierto que William H. Macy, el Frank americano, no es capaz de cargar con todo el peso de la serie, pero para eso ya está Emmy Rossum, Fiona, que es la mayor protagonista en esta versión, aunque no es la única (todo el reparto es increíble).
Shameless es una gran tragicomedia, con un marcado humor “sin pelos en la lengua” al que se le unen momentos hilarantes, que contados de otra manera serían más propios de un drama.
Así que, ya sea version UK o US, Shameless es una serie más que recomendada, pero eso sí, la versión que elijas primero será la definitiva, debido a la enorme habilidad que ambas poseen para hacer que te encariñes rápidamente de los Gallagher.

Artículo escrito por: Borja Gabriel

Dejar un comentario