Lance Armstrong

lCorría el año 1991 cuando un joven americano comenzó a darse a conocer en el ciclismo profesional de la mano del equipo Motorola. Desde sus comienzos se dejaba ver que este chico tenía mucho potencial. Sus primeros éxitos no tardaron en llegar, proclamándose vencedor de numerosas clásicas. En 1996, se le detectó un cáncer, del que su doctor le informó que tenía menos de un 40% de probabilidades de sobrevivir, pero él no solo salió adelante, sino que tras recupe-rarse y meditar su retirada, al año siguiente volvió a estar entre los mejores. A partir de 1999, consiguió sus 7 Tours de Francia consecutivos y en 2005 anunció su retirada. Eso sí, la sombra del dopaje le perseguía constantemente aunque nunca llegó a evidenciarse con pruebas fehacientes. En 2009, Lance decidió volver a su verdadera pasión, pero ya no conseguiría volver a luchar con los mejores, hasta que en 2011 se retiró definitivamente.
todoEl rumor de su relación con el dopaje empezó a coger fuerza hasta que se le imputó y se le arrebataron sus 7 Tours en octubre de 2012. Sorprende un poco que Lance no recurriera la sentencia: ¿admitía su culpa?, ¿estaba ya cansado de defen-derse?, ¿no quería que su imagen se ensuciara más?, ¿tenía miedo a que muchos de sus ex compañeros declararan en su contra? La verdad es que cuando el río suena, agua lleva, y algo cierto debía haber en estos rumores.
Por otra parte, ¿cómo es posible que después de tantos años se le pueda arrebatar a alguien una carrera? Si no han sido capaces de descubrirlo a su debido tiempo, ¿cómo es posible que se desvele ahora? ¿Amstrong utilizaba métodos indetectables en su tiempo? Evidentemente, hay algo que en cualquier cabeza pensante no cuadra, ¿el círculo de Amstrong trabajó mucho para no ser pillados o los antidopaje hicieron la vista gorda?
Todo el mundo puede tener su opinión acerca de este tema, pero en lo que todos debemos estar de acuerdo es en que Lance Amstrong cosiguió todas sus victorias en la carretera y será recordado como uno de los grandes de este deporte. Si bien es cierto, la justicia debe estar por encima de todo, así que esperemos que ésta se haya impuesto y se siga imponiendo porque este deporte puede ser muy interesante, pero con esos sucesos se empaña toda su historia.

 

 

 

Dejar un comentario