Metales pesado en el medio ambiente

aguas_residualesPara los que no lo sepan, los metales pesados se podrían denominar como un grupo de metales a los que se les atribuye una cierta toxicidad, aunque no existe ninguna definición establecida por la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada). Algunos de estos metales son bien conocidos como aluminio, estaño, hierro, mercurio, plomo y níquel. Aunque algunos incluyen en este grupo al arsénico, debido a su toxicidad, no se trata de un compuesto metálico propiamente dicho.
La importancia de este tipo de compuestos, como he dicho anteriormente, se debe a su toxicidad, ya que se ha demostrado científicamente que la exposición a estos metales pesados en determinadas circunstancias causa una degradación y muerte de la vegetación, así como ríos, animales, e incluso directamente al propio ser humano.
La aparición de este tipo de compuestos se podría decir que ”como siempre” la culpa la tiene el ser humano, ya que se ge-neran por las aguas residuales no tratadas, procedentes de la actividad industrial y de la minería, que llegan a los ríos y contaminan todo el suelo acumulándose en las plantas y en los tejidos orgánicos. Esta peligrosidad se debe a que los metales pesados no son ni químicamente ni biológicamente degra-dables. Esto quiere decir que, una vez emitidos, pueden pe-rmanecer en el ambiente durante años aumentando la concentración en los seres vivos, a través de la ingesta de tanto plantas como animales provocando la intoxicación.
Actualmente, la sociedad se ha empezado a concienciar de este problema, ya que con los nuevos estudios se han llegado a conocer los perjucios para la salud que están relacionados con la exposición a dichos metales, como son los retrasos en el desarrollo, varios tipos de cáncer, daños en el riñón e incluso casos de muerte. A pesar de estas numerosas pruebas de sus efectos, los metales pesados continúan encontrándose en altas concentraciones en los alimentos procedentes principalmente de otros países menos desarrollados, como por ejemplo, plantas suramericanas, mariscos procedentes del Atlántico y numerosos productos de Asia.
También es importante recordar que este tipo de compuestos son necesarios en el cuerpo humano, pero en una concentración muy pequeña. Por ejemplo, el arsénico se cree que es esencial para el crecimiento en animales, así como el hierro, que está involucrado en el transporte de oxígeno y electrones.

Dejar un comentario