ENVOLVING IDEAS PRIMITIVE FUTURE

El pasado 8 de abril tuve la gran suerte de asistir a la conferencia “Envolving Ideas. Primitive Future” impartida por Sou Fujimoto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
Este arquitecto japonés ha recibido, con tan solo 42 años,  decenas de premios  a nivel internacional y recientemente ha sido elegido para diseñar el Serpentine Gallery en Londres (todo un honor para cualquier arquitecto). Este proyecto consiste en la construcción de un pabellón temporal en Hyde Park, y es a su vez una plataforma de investigación de nuevas técnicas arquitectónicas y constructivas en la que han participado arquitectos como Peter Zumthor, Frank Gehry o el recién galardonado con el premio Pritzker: Toyo Ito.
Las palabras más utilizadas al describir su obra y su pensamiento fueron densidad, naturaleza, interior, exterior y como no podía ser de otra forma: primitivo. Sou Fujimoto cree fehacientemente en la necesidad de mirar atrás: “If you go back to primitive ideas then future will be richer”. Y es que, en el contexto de crisis mundial que tenemos, piensa que los arquitectos tienen la responsabilidad de ser más funcionales y básicos que nunca, ya que la época del efecto Guggenheim ya no es sostenible (y nunca tuvo ningún sentido).
A la hora de proyectar, busca responder a las necesidades del programa relacionando conceptos primitivos, fundamentales y muy presentes en la arquitectura vernácula del país nipón: ciudad y arquitectura; arquitectura y paisaje; mobiliario y arquitectura; interior y exterior; naturaleza y aquitectura.
Cuando le pregunté cuáles habían sido sus influencias, su respuesta me sorprendió. Nombró a Gaudí y Mies Van der Rohe. Esperaba que Kenzo Tange, Toyo Ito, Kazuyo Sejima o Isozaki fueran sus referentes. Y no andaba tan desencaminada, ya que tras un par de preguntas más, admitió que cuando acabó la carrera comenzó a investigar la forma en que Toyo Ito utilizaba las columnas para crear espacios y estudió cómo hacer lo mismo pero a base de plataformas. Parece que sus vecinos le influyeron más de lo que quería admitir, pues ésta ha sido la base de su obra en los últimos años.
En la actualidad, sus estudios se han centrado en la creación de edificios en los que apenas se distingue el exterior y el interior. Ha conseguido crear espacios interiores a base de elementos transparentes y darles privacidad mediante juegos de plataformas, mobiliario o vegetación que forman “muros”  translúcidos más o menos densos. Parece innegable que el Serpentine Pavillion es el colofón de esta investigación y que, sin lugar a dudas, ha conseguido crear algo totalmente nuevo.
Su pensamiento me pareció tanto o más admirable que su obra.  Es uno de los pocos maestros con los pies en el suelo. Con una conciencia del papel del arquitecto a la hora de resolver las necesidades sociales increíble y capaz de crear espacios que sobrecogen con materiales tradicionales. De lo que estoy segura es de que esto es así porque realmente disfruta con lo que hace: “I enjoy throughout the process. Architecture is not rigid. Nor serious. Nothing in live is black or white. Pick the greys”.

Dejar un comentario