LA LLEGADA DE PS4

Nintendo ha sido la primera compañía en entrar en la nueva generación de consolas (ocho van ya) con su Wii U, y era de esperar que las otras dos grandes del sector, Microsoft y Sony, no tardaran en mostrar sus apuestas de futuro. Sony anunció el PlayStation Meeting, un evento en el cual mostraría “el futuro de PlayStation” en Nueva York.
Parecía claro que iba a ser el anuncio de PlayStation 4, que hasta entonces tuvo el nombre en clave Orbis en la empresa, y aunque el evento se inició con cifras, datos y muestra de compromiso con la nueva portátil PlayStation Vita, finalmente se presentó el logo de la consola PS4 (similar al de la actual PS3).
La idea de PS4 es que sea la consola más parecida a un PC “superpotente”, más enfocado al gran público y accesible sobre todo a juegos, pero sin dejar escapar las opciones de un centro multimedia. El principal problema estaba en superar las trabas para los desarrolladores que tenía PS3, y buscar un sistema más simple pero con una potencia superior.
PS4 tendrá 8 GB de memoria RAM, lo que significa un salto muy grande con respecto a la anterior consola que contaba con 500 Mb. Para demostrar este gran salto, se puso una demo de Elemental en tiempo real, con el nuevo motor Unreal Engine 4 presentado en 2012. Los efectos de luces, materiales y partículas eran perfectos y encandilaron a público.
Otro gran anuncio fue la presentación del nuevo mando, el DualShock 4, que comparte similitudes con los anteriores modelos pero ahora presenta un acabado mucho más moderno, incluyendo una luz LED azul y una pantalla táctil que permitirá nuevas posibilidades de interacción con diversos aspectos de los juegos (algo similar a la visto en Vita). Los botones R2 y L2 por fin presentan el diseño que se esperaba, mucho más efectivos para usarse como auténticos gatillos como el mando Xbox, que impedirán que los dedos se resbalen en alguna ocasión.
PS4 se mostró muy vinculada al uso de la “nube” en Internet, de ahí que Gaikai (un sistema de juego en nube) tendrá un papel fundamental en las funciones de PS4, de entre las que se destacaron la retrocompatibilidad con las anteriores máquinas de Sony o que Vita sirva como mando de PlayStation 4, exactamente lo mismo que lo visto en Wii U.
La nueva función de “compartir” permitirá mostrar al resto de jugadores nuestros momentos más memorables que vivamos en nuestras partidas. Una forma más de conectar a los jugadores de Sony de todo el mundo. No está claro como funcionará del todo esta nueva característica, aunque Sony aclaró que serán los propios desarrolladores quienes decidan cómo usar esta nueva herramienta. Por ejemplo, en principio no se permitiría compartir momentos clave en los argumentos para que no se vean spoilers indeseados en la red. Otra función que dependerá sobre todo de los desarrolladores es el uso del mando, que por ejemplo para la demo de Killzone, la luz LED servía de indicador de salud.
A continuación se empezó a hacer demostraciones de juegos para PS4, de los que destacó el Destiny de Bungie, una nueva demo de Watchdogs (el nuevo sandbox de Ubisoft), o el vídeo demostrativo de un posible nuevo Final Fantasy. Otro de los que hicieron gala de una gran mejora gráfica fueron Infamous: Second Son, Cuberpunk 2077 y, sobre todo, la nueva entrega de Killzone, Shadow Fall. Aunque no se vio, se ha anuciado recientemente que el nuevo Assassins Creed IV Black Flag o el nuevo juego de Eidos, Thief, saldrán para PS4.
La fecha de salida no se concretó exactamente, ya que se limitaron a poner un “Holidays” lo que indica que saldrá en navidades del próximo año. Otros grandes misterios son el precio, con el que se especula que estará entre 400 y 500 €, y sobre todo… el di
seño de consola, ya que a pesar de que se afirmó que todo lo visto corría en un prototipo de la consola, no se vio por ninguna parte su diseño definitivo… es de esperar que sea revelado en el próximo E3.
Aunque está claro que se acerca el fin de la presente generación (ya solo queda Microsoft por mostrar sus cartas), hay que tener en cuenta que PS3 y Xbox 360 tienen mucho que mostrar todavía. Este año se han visto obras maestras como Tomb Raider, God of War: Ascension o Bioshock Infinite (ver artículo a la izquierda), y lo que queda tiene muy buena pinta: desde The Last of Us, pasando por Beyond: Two Souls y llegando hasta Grand Theft Auto V, el juego que parece pondrá la guinda a las actuales consolas. También hay que tener en cuenta para PS3 el rumoreado Gran Turismo 6, y el todavía pendiente The Last Guardian del Team ICO.

eye pad

 

Dejar un comentario