La dieta dunkan y otras dietas milagro

En una sociedad preocupada por la imagen corporal se han ido haciendo cada vez más famosas las llamadas “dietas milagro”, dietas que prometen resultados muy rápidos y sin apenas esfuerzo por parte del individuo. Y es que la pérdida de peso de manera rápida y mediante cambios drásticos y, a menudo, poco convencionales alejados de la dieta saludable, se ha convertido en habitual, incluso entre los profesionales sanitarios. Pero, ¿sabemos las repercusiones que puede llegar a tener el seguimiento de estos métodos de pérdida de peso?, ¿son realmente tan milagrosas como nos quieren hacer creer?
Quisiera poner como ejemplo una de las más conocidas y seguidas que existen en este momento: la Dieta Dunkan. El principio por el que se rige esta dieta es el paso de la persona a través de 4 fases en las cuales se irán permitiendo y prohibiendo alimentos en función de la composición de éstos, de manera que se limite e, incluso, prohíba en alguna de las fases, el consumo de hidratos de carbono y se potencie el de proteínas.
dieta dukanEl Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN) desaconseja totalmente el seguimiento de esta y otras dietas parecidas por ser fraudulentas, ineficaces y potencialmente peligrosas:
Carece de fundamento científico, promete resultados rápidos y milagrosos, mediante la prohibición de alimentos y la clasificación de éstos en “buenos” y “malos”, exagera las realidades científicas de algunos nutrientes, aconseja el consumo de productos dietéticos a los que atribuye propiedades extraordinarias y contiene testimonios que contradicen al colectivo sanitario, contradice a expertos en obesidad y, lo más importante, puede producir potenciales daños somáticos, psicológicos, hormonales, de crecimiento y de rendimiento asociados al seguimiento de esta dieta y atribuye una errónea capacidad adelgazante a las proteínas dietéticas.
En conclusión, la Asociación de Dietistas-Nutricionistas en conjunto con otros expertos desaconseja esta dieta por no servir para adelgazar y porque supone un riesgo para la salud pública ya que la carga excesiva de proteínas puede provocar daño renal a medio-largo plazo.
Es importante que la población sepa que debe acudir a un profesional cuando desee perder peso porque no existen fórmulas milagrosas de pérdida de grasa sin un esfuerzo constante y siguiendo una dieta equilibrada con el consumo de todos los tipos de alimentos, sin restricciones de ningún tipo, de modo que se consiga una pérdida gradual. Siguiendo estas pautas se conseguirá un cambio de hábitos en el individuo que le permitirán conservar el peso y la salud.

Dejar un comentario