Grado, grado, y más grados en Arquitectura.

Al contrario del resto de grados, en la Escuela de Arquitectura este año aun no tendremos graduados en el Grado adaptado a Bolonia,ya que somos en caso especial como Medicina en el número de años. Sin embargo, el año que viene titularemos a graduados en dos grados diferentes, bueno, y en tres planes contando el Plan Antiguo.

Esto se debe a que, sin haberle dado un rodado completo a todo el plan de estudios han llegado ya modificaciones y se implantará otro nuevo grado.

Por tanto, contaremos con tres planes de estudio en la escuela: el plan antiguo, con todas sus asignaturas extinguidas y por tanto sin docencia; el grado actual, en los cursos de 2º a 5º; y el nuevo Grado, que se implantará de golpe de 1º a 5º curso.

La aparición de este nuevo grado, viene impulsado, en parte, por directivas europeas y por los colegios profesionales y no somos los únicos, el próximo curso también se implantará en más escuelas, como la de Sevilla.

Este nuevo Grado no es habilitante, es decir, no da las competencias profesionales de un arquitecto (en Sevilla se llamará “Grado en Fundamentos de la Arquitectura”), sino solo los conocimientos; las competencias se deberán adquirir por medio de un “Master en Arquitectura”, que tendrá un semestre de docencia y otro semestre para el Proyecto Fin de Master (el equivalente al actual Proyecto Fin de Carrera). Al pasar al master el PFC, en el nuevo grado como finalización solo habrá un Trabajo Fin de Grado, bastante ligero, de 6 créditos y que podrá ser de cualquier materia (salvo las del módulo propedéutico: matemáticas, física…).

El motivo de la implantación de todos los cursos del nuevo Grado es que prácticamente coincidirá con el actual, con pequeñas modificaciones, que algunas ya se han realizado este año en el actual. Además es previsible que compartan clases ambos grados, para así posibilitar a los actuales estudiantes seguir en el mismo o decidir pasar al nuevo y hacer también el Master.

A la vista de que los cambios serán mínimos, a los actuales estudiantes de grado les será un poco indiferente continuar o tomar el nuevo grado, con el que obtendrían medio curso de docencia extra en el máster. Para quien será más diferente será para los nuevos universitarios del curso que viene, que tendrán que hacer si o si 6 años de carrera si quieren obtener las competencias profesionales de un arquitecto, aunque también tienen abierta la vía de solamente hacer el grado y después trabajar para otros en un estudio de arquitectura donde no sean quien tenga que firmar, pues es al fin y al cabo la diferencia.

Seguramente, el fondo de todo este asunto sea la insistencia de los colegios para que, al igual que los ingenieros de 5 años “antiguos” la equivalencia con Bolonia sea un grado+master, lo que está un escalón por encima en los baremos para oposiciones y supuestamente debe dar más “categoría” a la profesión.

TABLA

Dejar un comentario