Coworking: la nueva forma de trabajar

El coworking es “una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y PYMES de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos”.
Este novedoso modo de trabajar se lleva a cabo en espacios habilitados con todos los servicios necesarios para desarrollar una actividad profesional: WiFi, salas de reuniones comunes, escritorios individuales, etcétera. El funcionamiento es simple: el trabajador paga una cuota por la utilización de esos servicios que varía entre 15-60€ aproximadamente, y puede trabajar en sus proyectos y emprender con un presupuesto muchísimo menor que si tuviera que alquilar una oficina para ello.
Estos lugares se destinan principalmente a profesionales de Internet como creativos publicitarios, diseñadores, escritores o arquitectos, profesionales nómadas y viajeros. Profesiones todas ellas muy creativas e incluso bohemias que hacen que estos lugares tengan un encanto y buen ambiente de trabajo especiales. Además, la decoración se aleja absolutamente de la propia de una oficina convencional; son espacios amables y en los que la estética juega un papel importante.
El coworking surgió en 1999 y fue inventado por Bernie Desoven, pero no se conoció demasiado hasta 2009 de mano de Brad Neuberg. Éste último creó el primer espacio de coworking del mundo en San Francisco en un loft en el que comenzaron trabajando tres freelances. Hoy en día existen mas de 2000 espacios de coworking en paises como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Australia, Argentina o México, entre otros.
En España hace un par de años que comenzaron a crearse espacios de coworking en cafeterías, colegios de arquitectos o antiguas fábricas abandonadas. Todos ellos están funcionando muy bien, ya que las reducidas tasas mensuales e incluso por días u horas de trabajo, facilitan mucho las cosas a jóvenes emprendedores en un contexto de crisis económica como el actual.
Valladolid, como no podía ser de otra manera, ya cuenta con su propio espacio de coworking. Hace poco más de un mes que el Museo Patio Herreriano ha incorporado entre sus servicios e instalaciones una gran sala destinada al trabajo comunitario.

coworking_space

Un comentario

Dejar un comentario