ELON MUSK

A lo largo de la historia han aparecido muchos “genios” que con sus aportes a la industria y la ciencia han cambiado la forma de vida de las personas. Por poner algún ejemplo, Gutemberg y su imprenta, Watt y la máquina de vapor, Tesla y sus aportaciones al campo de la electricidad, y más recientemente, Gates y Jobs en el campo de la informática. Pero probablemente, uno de los que más importancia tenga en las primeras décadas de este siglo será Elon Musk. Este físico sudafricano, que se dio a conocer principalmente con la creación de PayPal, está desarrollando varias ideas que podrían cambiar el día a día de la gente:
-Tesla Motors: aunque muchos de los primeros automóviles fueron eléctricos, con el motor de combustión interna éstos quedaron de lado. Pero parece que en un futuro no muy lejano(o eso parece según los coches eléctricos desbancarán a los de gasolina, cosa que desde hace más de 10 años Musk viene viendo y desarrollando. Aunque sean mucho más caros y con menos autonomía que los coches actuales (unos 500 km), Tesla Motors (nombre en honor a Nikola Tesla) está tratando de solucionar esos problemas: el primero, liberando las patentes de la compañía con el fin de que más empresas se introduzcan en el sector, lo que supondría más investigación y a la larga menos costes y menos precio para el consumidor. El segundo, estableciendo estaciones de recarga en áreas de descanso que permitirían recargar la mitad de la batería en 20 minutos de manera gratuita, e incorporando un sistema automático de intercambio de baterías en el propio coche.
-Batería eléctrica doméstica: también en el ámbito de la electricidad, Musk está desarrollando una batería que pueda proporcionar energía a una vivienda independizándola de la red eléctrica. La batería se nutriría de la energía solar, aunque es muy poco probable que pueda implementarse en bloques de pisos, ya que estaría más enfocada a viviendas unifamiliares.
– SpaceX: otra de las empresas fundadas por Elon Musk, esta vez en relación con el sector aeroespacial. Creada en 2002, el objetivo era crear lanzaderas reutilizables cuyo coste de combustible no fuese exageradamente alto. Tras el desarrollo de los primeros cohetes (serie Falcon) y cápsulas espaciales (serie Dragon), la empresa firmó un acuerdo con la NASA para emplear dichas cápsulas con el fin de llevar material a la Estación Espacial Internacional, ya que a partir de 2011 los transbordadores espaciales de la NASA quedarían fuera de servicio.
Además, ha sido la primera empresa privada en poner satélites en la órbita terrestre, y tiene un plan aún mayor: formar la primera colonia en Marte. El objetivo (dentro del proyecto privado Mars One) tendría como objetivo enviar a partir de 2018 el material necesario a Marte para establecer una colonia, empleando las cápsulas de SpaceX, y en 2025 llevar a los primeros habitantes de Marte.
-SolarCity: creada en relación con su marca de automóviles eléctircos, SolarCity es la mayor proveedora de sistemas productores deenergía solar de los Estados Unidos. Aunque es el presidente, fue creada por su primo. El desarrollo de esta empresa y de las baterías de los coches Tesla, así como su forma de recarga va muy unida, ya que Musk siempre ha abogado por las “energías limpias”.
-Hyperloop: uno de los proyectos más llamativos del sudafricano es este “tren de alta velocidad”. Hyperloop consistiría en un tubo cerrado a baja presion donde se situaría el “tren” y mediante aire comprimido se conseguiría la levitación y desplazamiento de la máquina. Obviamente, y dentro del estilo del resto de creaciones, la energía que utilizaría sería energía solar.
Hyperloop es un proyecto de diseño abierto, donde cualquiera puede aportar sus ideas e investigaciones para que avance. Pero si se consiguiera llevar a cabo supondría un gran avance para el transporte: con Hyperloop Musk pretende recorrer la distancia que separa Los Ángeles y San Francisco, un total de 563 km, en tan sólo 35 minutos, y únicamente costaría la décima parte de lo que cuesta la alta velocidad entre las dos ciudades.
Estos son algunos de los proyectos que este genio del siglo XXI tiene en mente. Y aunque muchos de ellos parezcan salidos de una película, no sería nada raro que en 20 años muchos de los coches que utilizamos sean propulsados por electricidad, que seamos capaces de ir en tren de Los Ángeles a San Francisco en media hora, o quien sabe, que vivamos en Marte.

 

Dejar un comentario