WOODSTOCK 1969, EL MAYOR FESTIVAL DE SIEMPRE

gshhEn los últimos años los festivales de música han experimentado un crecimiento exponencial y se han convertido en una manera muy popular y económica de irse de vacaciones con los amigos. La creciente variedad de eventos en nuestro país los acerca a un público cada vez más amplio que acude en busca de fiesta, música, aglomeraciones de gente joven y en ocasiones hasta playa.
Pero como podemos adivinar no nos encontramos ante una invención del siglo XXI. En estas líneas voy a hablar del que es considerado (probablemente) como el festival más destacado de todos los tiempos, y uno de los iconos más emblemáticos del movimiento hippie; el festival de Woodstock de 1969.
Contrariamente a los que podemos imaginarnos, “Woodstock, 3 Days of Peace & Music” no tuvo lugar en el propio Woodstock, cuyos habitantes se opusieron en todo momento a la celebración del evento. Ante la negativa y las dificultades para encontrar un terreno apropiado tuvo que trasladarse a una granja alquilada a unos 70 km de la ciudad. En un primer momento la organización esperaba un número de asistentes cercano a los 50.000, pero ante los incrédulos ojos de estos comenzó a llegar gente de forma masiva, colapsando todas las vías de acceso. Se estima que se congregaron más de 500.000 personas y que cerca de 250.000 no consiguieron llegar, de los cuales 18.000 ya tenían comprado el billete. El abono para los tres días costaba 18 dólares, pero acabó convirtiéndose en un encuentro gratuito una vez que los propios espectadores derribaron las vallas.
Al final desembocó en una desmesurada reunión de jóvenes que condenaban la política bélica de la nación (Vietnam, Corea, la Guerra Fría) y proclamaban el lema de “paz y amor”, todo ello acompañado de LSD, marihuana y muy buena música. No es difícil suponer que la infraestructura no estaba preparada para tal multitud y pronto se agotaron la comida y el agua, viéndose obligada la armada estadounidense a enviar alimentos por vía aérea. Incluso se declaró la zona como “área catastrófica” ante la imposibilidad de prestar servicios a todas las personas. Pese a las más de 5.000 intervenciones médicas (muchas de ellos en relación al consumo de drogas) y diversos altercados que acontecieron, la revista Time lo definió como el mayor acontecimiento pacífico de la historia.
En lo concerniente a la música, la verdadera protagonista de ese fin de semana de julio del 69, tuvieron el honor de participar en este trocito de historia algunas de las grandes estrellas del rock del momento como Janis Joplin, Creedence Clearwater Revival, Joe Cocker, The Who, Jimi Hendrix o Santana. Y el cartel podría haber sido aún mas impresionante si hubieran aceptado la invitación artistas como Bob Dylan (que sí lo hizo en la reedición del 94), The Doors, que consideraban que iba a ser un festival muy pequeño para ellos, unos Beatles prácticamente disueltos o Led Zeppelin. Si hay que destacar a alguien quizás los grandes triunfadores fueron Janis Joplin, con su portentosa voz y fuerza en el escenario, y Jimi Hendrix, que cerró el festival a petición propia el lunes a las 9 am con una actuación memorable de más de dos horas. Curiosamente ambos murieron el año siguiente y forman parte del “club de los 27”, adivinen las causas.
Para concluir y como curiosidad, el año siguiente un documental sobre Woodstock producido por Martin Scorsese fue galardonada con la estatuilla de la Academia por Mejor Documental.

Dejar un comentario