Heroína de la Vieja Escuela

Hoy os voy a hablar sobre una de las mayores heroínas de la historia de nuestro país, y que como es costumbre, olvidada por nuestra incultura. Nuestra protagonista se llama María Mayor Fernández de Cámara y Pita (María Pita para los amigos). Esta heroína impidió que los “guiris” (ingleses) conquistasen la ciudad de A Coruña hace un porrón de años. Ahora mismo estaréis pensando “¿pero cuándo han intentado los ingleses conquistar esta ciudad gallega?”, leed un poquito de historia que ya os lo he dicho antes. Para conocer la leyenda de esta gran heroína nos tenemos que remontar a los tiempos en los que Jordi Hurtado hizo la primera comunión, allá por 1589 cuando el jefe de todo el cotarro era Felipe II.

La historia comienza con el “fail” de la “Armada Invencible”, no sé si os acordáis de aquella gran flota de barcos que supuestamente iban a conquistar a los “guiris” y que una serie de tormentas hundieron y dispersaron a la mayor parte de la flota. Justo en este momento comienza nuestra historia, los restos de nuestros barcos estaban amarrados en los puertos de San Sebastian y de Santander, y la flota inglesa venía para acabar de destruir lo que quedaba de la “Armada Invencible” e impedir que el ejército español intentase volver a conquistar “guirilandia” (Inglaterra). Cuando la flota inglesa estaba cerca de las costas Españolas, a su capitán Sir Francis Drake le llego el rumor de que un galeón español cargado con más de 5000 piezas de oro había llegado al puerto de A Coruña desde las americas. Allí que se fueron los ingleses con toda su flota a pillar a los pobres gallegos en bragas, porque en la ciudad solo se encontraban 1500 efectivos del Ejército Español frente a los 20000 ingleses que llegaron. Mientras los ingleses se acercaban a la costa ya empezaron los coruñeses a minarles la moral a base de cañonazos, tras esto los brigantinos se encerraron dentro de las murallas de su ciudad para no luchar contra el enemigo invasor, lo que causó aún más bajas dentro de las filas inglesas. Tras varios días de batalla nuestros amigos británicos consiguieron abrir una brecha en las murallas de la ciudad y penetrar en la ciudad. Aquí es donde hace su aparición estelar nuestra protagonista, con la mayor parte del ejército Español aniquilado, un alférez de las tropas inglesas se subió a la muralla con una bandera en la mano después de haber matado a Gregorio de Recamonte (marido de María Pita), en ese momento integrante de las tropas españolas. Al ver a su marido muerto, María cogió su arma y mató a dicho alférez, minando aún más la moral de las tropas inglesas al ver a uno de sus cabecillas muerto a manos de una mujer. Tras esto nuestra heroína se subió a la muralla y al grito de “Quen teña honra, que me siga” animó al pueblo civil a unirse a las tropas coruñesas para echar al enemigo. Gran número de civiles incluidas mujeres y niños se unieron a ella y empezaron a atacar al ejército inglés, consiguiendo terminar con la moral británica tras lo cual el enemigo se dio a la fuga. María se acabó casando cuatro veces y en su último enviudamiento el rey Felipe II le concedió una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal. Actualmente hay una estatua de esta heroína en medio de la plaza que lleva su nombre, en el centro turístico de la ciudad de A Coruña.

Dejar un comentario