Algunas cosas que no sabías sobre Egipto…

El gran imperio egipcio pudo constituirse gracias a su asentamiento a lo largo del rio Nilo, el cual proporcionaba infinidad de recursos para sus habitantes.
Esta civilización se desarrolló durante aproximadamente 3000 años, hasta que fue conquistada por el Imperio Romano, marcando el final del desarrollo independiente de su cultura.
Muchas han sido las civilizaciones que han hecho historia a lo largo del tiempo, pero sin duda, una de las más importantes e interesantes ha sido la civilización egipcia, cuyos mitos y leyendas han dado lugar a que esta cultura nos intriga aún más. Algunos de los más interesantes son los siguientes:

CLEOPATRA NO ERA EGIPCIA
Cleopatra fue la última reina de Egipto, sin embargo, ella no era egipcia, sino que nació en Alejandría formando parte de una larga dinastía de macedonios. Cleopatra sabía hablar seis lenguas y fue instruida en literatura, música, ciencias políticas, matem
áticas, astronomía y medicina. Su vida amorosa ha sido muy importante a lo largo de la historia ya que se casó con dos de sus hermanos teniendo uno de ellos 10 años, para conservar su reinado y poder. Además fue la amante de Julio Cesar y posteriormente la esposa de Marco Antonio. La muerte de éste posibilitó la conquista romana y conllevó a su suicidio para no ser la esclava de Roma.

LIBERTAD DE LAS MUJERES
Aunque en algunos aspectos eran vistas como inferiores a los hombres, las mujeres disfrutaban de algunos privilegios que hasta hace poco en España eran impensables como comprar y vender propiedades, ejercer como jurados, testar y celebrar contratos legales, o el derecho al divorcio. Además, aunque no solían trabajar fuera de casa, las que lo hacían gozaban del mismo salario que los hombres, algo que hoy en día no se ha conseguido lograr totalmente.

LOS TRABAJADORES NO ERAN ESCLAVOS Y ORGANIZABAN HUELGAS
Aunque la vida de un constructor de pirámides no era fácil, las evidencias sugieren que estas construcciones no fueron levantadas por esclavos, sino por trabajadores asalariados. Ya que los esclavos eran únicamente utilizados como sirvientes domésticos. La idea de que los esclavos construyeron las pirámides a golpe de látigo la sugirió el historiador griego Heródoto, pero hoy en día los historiadores coinciden en que eso es un mito. Además, los trabajadores podían protestar para mejorar sus condiciones salariales.
El ejemplo más famoso se produjo durante el reinado de Ramsés III. Cuando los trabajadores que participaban en la construcción de la necrópolis real de Deir el-Medina no recibieron su pago habitual en grano, se organizó una de las primeras huelgas de las que se tiene constancia en la historia. La protesta se hizo en forma de sentada: los trabajadores entraron en los templos cercanos y se negaron a salir hasta que sus quejas fueran escuchadas. Funcionó, y a los obreros se les otorgó lo prometido.

TUTANKAMON FUE ASESINADO POR UN HIPOPÓTAMO
Se sabe muy poco sobre la vida del faraón niño Tutankamon, pero algunos historiadores creen saber cómo murió. Estudios de la momia del joven rey muestran que fue embalsamado sin su corazón y sin su caja torácica, por lo que, según algunos egiptólogos, la causa más probable de esta herida habría sido la mordedura de un hipopótamo ya que los egipcios eran muy aficionados a la caza.

MEDICINA ESPECIALIZADA
Las evidencias demuestran que los médicos egipcios muchas veces se centraban en la curación de una sola parte del cuerpo humano. Esta primitiva forma de especialización médica fue documentada por el historiador Heródoto, que al hablar de la medicina egipcia escribió: “Cada médico es sanador de una enfermedad y no más… Algunos de los ojos, algunos de los dientes, algunos de lo que pertenece a la barriga”. Estos especialistas incluso tenían nombres específicos. Los dentistas eran conocidos como “los médicos de los dientes”, mientras que el nombre dado al proctólogo se traduce literalmente como “pastor del ano”.

¿EXISTEN DE VERDAD LAS TRAMPAS EN LAS PIRAMIDES DE EGIPTO?
La imagen de las pirámides de Egipto como construcciones repletas de trampas vienen por formatos como la literatura, el cine o el videojuego. Pero, ¿qué hay de cierto en todo ello? Nos imaginamos las típicas trampas como una baldosa que al ser pisada desencadena una lluvia de flechas, paredes que se cierran desapareciendo una habitación…
Sin embargo, este tipo de trampas no existían. Lo que había eran mecanismos de protección contra los saqueos de los ajuares que allí se guardaban.
Habitualmente, los ingenieros optaban por camuflar los habitáculos de los monumentos, escondiendo cualquier indicio de pasadizo. Las puertas quedaban escondidas en la piedra de los muros ocultando para siempre las salas a las que daban paso, por lo que más que defenderlo podríamos considerar que se afanaban en encubrirlo.
Falsos techos o fingidos suelos guardaban entradas y salidas que pasarían desapercibidas gracias a agudas prácticas arquitectónicas. O sencillamente, laberínticos corredores confundían a los que por ellos se movían, conduciendo a mil lugares y a ninguno. Fosos en mitad de oscuros pasadizos dificultaban el tránsito por el interior de estas misteriosas construcciones, siendo quizá, lo más parecido a trampas que podamos evidenciar.
Además, maldiciones, magias, venenos… Sistemas defensivos que, aun no pudiendo ser considerados verdaderos, también alimentan historias gracias a matices de realidad. Las tenebrosas cámaras de las pirámides sufren humedades, falta de ventilación, acumulación de todo tipo de partículas y los insectos. La exploración de sus misterios ha supuesto accidentes, enfermedades o sustos que forjan leyendas nacidas.

Dejar un comentario