OBJETIVO: Río 2016

Casi siete años han pasado desde el 2 de Octubre de 2009 cuando Río de Janeiro fue elegida para acoger a los XXXI Juegos Olímpicos de Verano en tercera votación por delante de nuestra capital, Madrid. No fue una elección sin polémica, como últimamente sucede en cualquier designación de un evento deportivo de este calibre, pues parece que el mejor repartiendo sobres por debajo de la mesa (y es raro que nos superen en esto) se queda con el evento, independientemente de lo viable o buen proyecto que sea. Son varias las dudas que ofrece Río. Empezando por la finalización de las infraestructuras, que no sólo son deportivas, en una ciudad enorme y caótica como RÍo en la que se prometió mejorar los transportes. John Coates, vicepresidente del COI, declaraba en 2014 que a falta de 2 años, sólo estaban preparadas el 20% de las infraestructuras. Incluso se rumoreó que el COI tenía un plan B con Londres a la cabeza si Río de Janeiro no llegaba a tiempo. Otra polémica fue la designación de unos JJOO a un país que está en desarrollo. Unos JJOO conllevan una inversión elevada y arriesgada, pues lo mismo puede ser un éxito y se obtenga superávit, además de una mejora en toda la infraestructura de la ciudad como ocurrió en Barcelona 92 donde los JJOO fueron un impulso enorme, o bien sean un fracaso como aquellos JJOO de Montreal 1976 que endeudaron a la ciudad por más de 20 años, además de acabar varias instalaciones sin uso. Aunque arriesgada, esta suele ser política común por parte del COI. no es la primera vez que se dan unos JJOO a un país en desarrollo de manera que tengan como resultado progreso en la ciudad y el país, pero últimamente las noticias que nos llegan desde Brasil no son muy alentadoras de ello, donde el tren del progreso parece estar a punto de descarrilar.


En cuanto a Sedes, Rio se organizará en torno a 4 zonas. Copacabana: donde se realizaran las pruebas relacionadas con el agua, véase vela, piragüismo, vóley playa y partes de triatlón y ciclismo en ruta. Maracaná: donde se ubicará el estadio olímpico Nilton Santos para atletismo, el estadio Maracaná de fútbol, el sambodromo que acogerá tiro con arco y maratón, y Maracanazinho, estadio de voley. Como curiosidad, las ceremonias de apertura y clausura no tendrán lugar en el estadio de atletismo como viene siendo norma, sino que se realizaran en el ya mítico templo del fútbol Estadio Maracaná. Barra: quizá la zona más importante, ya que en ella se ubicará el parque Olímpico que incluye la Villa Olímpica, además de numerosos deportes como baloncesto, balonmano, natación en sus distintas variantes, tenis, deportes de lucha o el velódromo. Deodoro: ubicará pequeñas infraestructuras dedicadas a tiro olímpico, hípica, hockey, BMX y el descenso de aguas bravas.
La participación española, venida cada vez a menos desde nuestra cima en Barcelona 1992, tiene como objetivo obtener más de 10-15 medallas. Algunas medallas parecen casi seguras, como Carolina Marín en badminton, Mireia Belmonte en natación, Gómez Noya en triatlón o ciclismo; donde el recorrido viene como anillo al dedo a varios de nuestros corredores. Y como casi siempre pescaremos algo en vela. Como punto débil y cada vez más, el atletismo, que viene siendo nuestro talón de Aquiles últimamente a excepción de Ruth Beitia (salto de altura), la cual opta seriamente a medalla teniendo en cuenta sus últimos resultados. Para terminar, estos JJOO de Río comenzarán el 5 de agosto y terminarán durante el 21 de agosto. El horario para verlos en España será tarde y parte de la noche. Guardad esta fecha en vuestras agendas, agenciad un buen ventilador, cualquier refrigerio y sentaos a disfrutar de esta espectacular fiesta del deporte, aquella que cada 4 años nos recuerda que no sólo de futbol, baloncesto o los deportes más mediáticos vive el hombre.

Dejar un comentario