Sobre la Discapacidad

Seguro que prácticamente todos conocemos a una persona con discapacidad, ya sea física, intelectual o de otro tipo, pero a pesar de ello no somos conscientes del rechazo que la sociedad sigue presentando ante muchas de estas personas.
Actitudes sociales
Actualmente ha mejorado mucho la consideración de las personas con discapacidad frente a hace años, aun así queda un largo camino por recorrer. Las actitudes sociales negativas, a las que me refiero, abarcan desde el lenguaje despectivo como retrasado, subnormal, deficiente, minusválido… -antiguamente admitidos por la RAE, y de las cuales algunas se mantienen- hasta la discriminación y exclusión social que las personas que no padecen estos problemas pueden fomentar con su comportamiento hacia las que tienen discapacidad.
INICO 2014 _SuenÞos que alcanzar_ Baruc Lopez
Y aunque pensemos que no, la imagen posee una gran influencia en este rechazo hacia las personas con discapacidad ya que no suelen estar dentro de los cánones de belleza habituales. Esto que digo a muchos les parecerá una bobada pero por desgracia una persona que no entra en esos cánones tiene menor probabilidad de éxito en la vida, tanto en lo profesional como en lo personal.
A pesar de todo esto los niños con síndrome de Down generan actitudes más positivas que otros niños con otro tipo de discapacidad dando lugar a un gran afecto y aceptación hacia ellos. Hablo de este caso ya que es una de las discapacidades más reconocibles a simple vista.
Inclusión
Es necesario que las personas con discapacidad estén incluidas y participen en la vida natural a la que pertenecen (familias, amigos, trabajo, compañeros de estudio…) para que las actitudes sociales sean más positivas. Aunque se haya avanzado en actitudes positivas hacia estas personas, tenemos todavía muchas tareas pendientes para lograr una sociedad igualitaria y no discriminadora.
Todo lo comentado se ve reflejado en algunas situaciones, como la todavía escasa presencia de investigación en España; por ejemplo solamente existe un único instituto en investigación sobre la inclusión de personas con discapacidad en la universidad española. Por otro lado, la discapacidad es algo presente en la vida de todos los individuos, pues a medida que envejecemos se nos presentan mayores dificultades de movilidad y relación con otras personas, llegando en muchos casos a formar parte del colectivo; por lo tanto, esas personas que no conocen directamente a una persona con discapacidad y que creen que no les afectan sus problemas de inclusión deberían plantearse si en un futuro no necesitarán ellos o alguien de su familia de dicha aceptación social.

Dejar un comentario