EL FEMINISMO EN AMÉRICA Y LA DIFENRENCIA CON EL HEMBRISMO

El feminismo es un movimiento que promueve la igualdad de derechos entre géneros, aunque este concepto está mal inter­pretado por la sociedad debido a que lo confunden con el hem­brismo, que defiende la supremacía de la mujer sobre el hom­bre. Esto pasa por la mentalidad machista que ha existido a lo largo de la épocas, no solo por parte de los hombres, si no tam­bién por las mujeres, creyendo así que si una mujer exige dere­chos, quiere decir que omite los de los hombre.

En 1673, Pollain de la Barre publica una obra sobre la igual­dad y diferencia entre los sexos, iniciando así el debate sobre este tema. Hoy en día, el feminismo es un tópico muy relevante debido a su progreso ascendente al paso de los años. En el pasado, a la mujer se le definía como acompañante del hombre, ama de casa con las únicas funciones de ayudar con la repro­ducción y servir al hombre. En cambio, en estos tiempos, la mujer tiene un papel independiente en el que puede elegir si reproducirse o no, que puede aspirar a un trabajo e incluso lle­gar a un puesto superior que el de un hombre sin destacar nece­sariamente su autoridad por ser mujer, si no por el puesto en el que esta.

Entre las figuras americanas más reconocidas por este movimiento tenemos a Madonna, una mujer que promueve el feminismo desde una postura más relacionada con el tema debido a que ella ha sufrido de cerca esta desigualdad de dere­chos. Al ser cantante, o en general ser famoso, tus acciones están regidas por la aceptación que puede tener la audiencia hacia ellas, por lo que se tuvo que limitar a escuchar lo que se pedía en esos momentos en los que iniciaba su fama. En esos tiempos la libertad sexual de la mujer estaba mucho más restringida y “mal vista” que actualmente, y esto a ella no le gustaba debido a la notable diferencia entre la promiscuidad de un hombre y la de una mujer, ya que si una mujer era así era inaceptable en la sociedad, y esto hoy en día sigue pasando pero con menor intensidad.

Otra cantante famosa que promueve este movimiento es Beyoncé, Queen Bee, llamada así por su poder influyente en esta corriente. Ella impulsa a las mujeres a no depender de un hombre, a no sentirse tristes por estar solas, a romper el tradi­cionalismo de que el hombre es el que tiene que dar el primer paso y sobre toda las cosas a ser dueñas de sus vidas. En sus canciones resalta el poder de la mujer, que por muchos es entendido como supremacía, pero en realidad se refiera a la defensa de la mujer contra estos “abusos”.

Por otro lado, en cuanto a actrices, la más destacada es Emma Watson que defiende su postura feminista no solo mediante a charlas si no igualmente en su trabajo, con su par­ticipación reciente en la nueva película de Disney “La Bella y La Bestia”. También, una reciente publicación en la portada de una revista posando con un exuberante escote provocó un escán­dalo haciendo a la gente dudar de su imagen como feminista. Ella respondió con argumentos que hablaban de la libertad de expresión y, más importante, de la posición de la sociedad con respecto al pecho del hombre comparado con el de la mujer y el tabú que existe hacia mostrar los pechos de la mujer.

Por último, Ellen Degeneres, siendo a su vez parte del movimiento LGBT, demuestra en ocasiones en su show la desigualdad de oportunidades que tienen las mujeres con respecto a los hombres y viceversa. En uno de programas, Ellen, mostró un producto nuevo de la marca Bic el que era unos bolígrafos específicamente para mujeres, siendo algo ilógico y separatista.

Es notable el desarrollo que ha habido con respecto a este tema, pero también es cierto que queda mucho más camino por recorrer para lograr el balance de los géneros. Aunque también es verdad que en la sociedad que vivimos siempre existirá ambas caras de la moneda que nunca aceptarán estos cam­bios.

Dejar un comentario