IMPERIUM

En esta edición vamos a hablar de un juego épico, conocido a nivel mundial y que seguramente habréis jugado en vuestra infancia: IMPERIUM.

La primera triología de la saga Imperium es en lo que nos vamos a centrar, esta esta compuesta por: La Guerra de las Galias (2002), La conquista de Hispania (2003), y Las Grandes Batallas de Roma (2004).

Para aquellos que no lo sepan, se trata de un juego de rol y estrategia ambientado en el crecimiento y apogeo del Imperio Romano. El jugador dispone de una fortaleza con recursos (oro y víveres) cuyo objetivo es la eliminación de sus oponentes mediante la conquista de sus fortalezas. Para conseguirlo se han de conquistar los asentamientos y las aldeas enemigas para debilitar la fortaleza de tu oponente. Esto se consigue mediante el reclutamiento de unidades, utilizando oro, para for­ mar así un ejército que el jugador pueda manejar a su antojo. Estas unidades necesitan víveres para poder mantenerse , estos son producidos en las aldeas, así como población para el reclutamiento.

El oro, el bien más preciado del juego, es producido en el foro de las fortalezas de manera automática. Del mismo modo es producido en los fortines del oro, asentamientos dispersos por el mapa que sirven para marcar territorio. Existen otros tipos de fortines que pueden ser conquistados por los jugadores mediante batallas contra los mercenarios que los habitan. Tenemos los fortines de reclutamiento que entrenan a campesinos convirtiéndolos en unidades de combate, fortines de adiestramiento donde las unidades que estén dentro subirán de nivel con el paso del tiempo, fortines de comercio, que trans­forman los víveres en oro y por último, los campamentos de teu­tones, mercenarios que retrasan el avance de las tropas del jugador.

Hablamos ahora de los diferentes tipos de civilización que irán apareciendo paulatinamente a lo largo de la saga, la princi­ pal civilización es la romana imperial, cuya unidad más poderosa es el pretoriano. Por el contrario la más barata son los legionarios y arqueros, que están disponibles desde el principio de la partida en el cuartel, para formar ejércitos más complejos las armas se irán mejorando en la herrería, para formar otro tipo de unidades.

También nos encontramos con el templo, donde se adquieren las unidades espirituales (sacerdotes), que pueden pedir poderes divinos. Otro lugar destacado es el coliseo, que es donde se entrenan los héroes y unidades especiales.

El héroe es la unidad más importante del juego pues lidera al resto de unidades para formar ejércitos. Cada héroe puede formar un ejército de 50 unidades y para algunas civilizaciones este número se eleva a 70, a su vez dependiendo de la civi­lización y de la versión del juego el héroe puede desarrollar habilidades.

En el juego existen varios tipos de estrategias para derrotar a tu oponente, lo más común es la lucha directa emboscando a pequeñas patrullas y debilitando su ejército , otra estrategia común es la conquista de aldeas para reducir el suministro de víveres y debilitar desde el interior a la infantería enemiga, aunque hay que tener en cuenta que hay tantas estrategias como jugadores.

La primera entrega, la Guerra de las Galias, se ambienta en la zona actual de Francia, presentándose dos campañas El trono de dacia y la campaña principal, aunque también aparece una alusión al juego de space invaders como un minijuego . En la campaña principal, el escenario que se nos plantea es la invasión de la Galia por parte de los teutones, y el héroe princi­pal de esta, Lárax , que intentara impedirlo. En la campaña secundaria El trono de Dacia nos remontamos al siglo III en una campaña basada en hechos históricos. Suceden varios conflic­tos con el objetivo de gobernar la provincia romana de Dacia, dada la posición económica y el gran enclave de comercio que suponía para la economía este del imperio romano. El juego presenta también un modo estrategia para competir contra el ordenador en una serie de mapas aleatorios o predefinidos.

En la segunda entrega, la conquista de Hispania, se presen­tan dos campañas ambientadas en el mismo conflicto visto desde los dos bandos. Por un lado están las conquistas de Aníbal vistas desde el lado cartaginés, y las guerras púnicas, vistas desde el punto de vista romano. Se nos suman dos civi­lizaciones más, la cartaginesa y la hispana.

La gran y última entrega de esta aclamada trilogía es Las Grandes Batallas de Roma, la obra culmen de la saga, con la incorporación de Britania, Egipto y Germania, y con la escisión de la civilización romana en imperial y republicana. La campaña se centra en las grandes batallas de Roma, y los grandes desafíos hacia Roma. Entre las batallas de Roma destacamos La toma de Numancia, Augusto en el Nilo y Marco Aurelio en Germania. En los desafíos encontramos Aníbal a las puertas de Roma, Viriato domina Hispania, Arminius general rebelde y La rebelión de Boadicea.

imperium

Dejar un comentario