“NO CULPES AL KARMA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS” Laura Norton

Sara ya tiene una carrera y se está preparando las oposiciones de profesora, pero algo no la llena, siente que no es lo suyo, así­ que decide utilizar un pequeño local que tenía su abuela para hacer realidad su sueño, montar una plumistería, si, si, de plu­mas.

De pronto su vida se convierte en un caos cuando su padre se muda a su casa porque su mujer le ha puesto los cuernos, su novio se ha marchado de viaje, no sabe cómo enfocar el negocio de las plumas y, para colmo, su hermana pequeña se ha muda­do también a su casa junto con su prometido, quien resulta ser Aaron, el chico del que Sara lleva enamorada desde que estaba en el instituto. Ante tal caos, ¿cómo afrontará Sara esta situa­ción?

Es una novela cómica donde te das cuenta de las vueltas que puede dar la vida, que cuando algo va bien puede ir mal al día siguiente y que, cuando algo va mal, puede ir peor aunque tam­bién puede solucionarse, pero todo depende de cada uno y de las narices que le echemos al asunto.

38

Dejar un comentario