Visita a Valladolid

¡Hola residentes y lectores! Ya que es mi primer artículo en la revista, aprovecho para presentarme. Soy Fran, un residente de primer año que estudia Arquitectura, al que le gusta mucho el fútbol y que viene de Pola de Laviana (Asturias).

Como poca gente mostraba interés en realizar este espacio sobre la excursión informativa tanto de calles como de edificios históricos y modernos, decidí hacerlo yo.

Así, el pasado Martes 5 de octubre nos reunimos aproxi­ madamente 20 personas en el hall de la residencia para emprender el camino. El guía era nuestro compañero y tutor Sergio, estudiante de Arquitectura y una de las personas que mejor conoce la ciudad y su historia de toda la residencia. Comenzamos a caminar y nuestra primera parada fue delante de el museo de escultura, desde allí contemplamos la magnífi­ca fachada exterior y Sergio nos habló sobre una reciente visita al lado de este museo, donde podemos encontrar el convento de San Pablo y San Gregorio, uno de los edificios más repre­sentativos de la ciudad de estilo gótico isabelino y la arquitec­tura del renacimiento.Siguiendo con nuestra ruta llegamos a uno de los lugares, para mi, más bonitos la plaza del Viejo Coso una plaza en el centro de varias viviendas particulares y con un boni­to parque en el que pasar un buen rato.

Continuando el trayecto, también vimos el archivo arquitec­tónico de San Benito, un edificio con mucha antigüedad. Y sin detenernos mucho en nuestro pequeño viaje también  pudimos contemplar el parque Moreras, Playa Rosaleda y la plaza de Milenio, donde actualmente se encuentra una cúpula con forma de balón que procede de la expo del 2008. Otra plaza más que encontramos en el recorrido fue la Plaza Zorrilla ya casi en pleno centro de Valladolid, desde donde nos desviamos hacia campo grande para dar un corto paseo contemplando la fauna y flora del bonito y tranquilo lugar. Después del pequeño tiempo libre retomamos la marcha de vuelta a la residencia y las paradas que hicimos en este trayecto fueron, como no, la Plaza Mayor y el Ayuntamiento de Valladolid, el corazón de la ciudad que nos dejó una bonita estampa , el mercado del Val reciente­ mente en reformas en manos del arquitecto de la escuela Superior de Arquitectura de Valladolid, Llanos. Y otros dos lugares bastante representativos, la antigua catedral de Santa María y la Plaza de la Universidad. Después de este bonito y corto recorrido por Valladolid podemos decir que conocemos un poco mejor la ciudad porque qué mejor que informarnos y cono­cer un poco el territorio por el que nos moveremos este corto o largo periodo de tiempo como en mi caso…Además, la excur­sión fue muy divertida, porque todos íbamos llevando una con­versación bastante divertida y amena al igual que graciosa. Y como no dar gracias al magnífico tutor y guía de la excursión, el hombre que para el tiempo, Sergio. Una excursión muy recomendable chicos.

Dejar un comentario