¿Y si me compro un Iphone 7?

Parece que, desde la muerte de Steve Jobs, Apple no ha vuelto a ser el mismo. Está más triste, más apagado, sin ideas. Es bien sabido que Apple fue el primero, concretamente en 2008 con la salida del Iphone 3G, en incluir una App Store, es decir, una tienda de aplicaciones. Los potenciales competidores trataron de apresurarse en sacar la suya propia, como es el caso de la Play Store de Google, pero era tarde, Apple ya estaba a la cabeza, ya era el rey.

En 2011, por poner otro ejemplo, introdujo en sus terminales el asistente Siri, por todos conocido, con el que se podía inte­ractuar y planificar actividades o recordatorios. No fue hasta años después que aparecieran Google Now y Cortana, los respectivos asistentes de Google y Windows.

También fueron los primeros en introducir la huella dactilar en los smartphones y el 3D Touch, tecnología que se utiliza para realizar diferentes acciones en el móvil en función de la presión que ejerzas sobre la pantalla. No obstante, estas tecnologías ya las podemos encontrar en la mayoría de marcas de la compe­tencia, incluso con un mejor funcionamiento en el día a día del que se experimenta con el último Iphone, como sería el caso del lector de huellas de Oneplus 3.

Ahora bien, entrando en materia, ¿merece o no la pena com­prarse un Iphone 7? En mi sincera opinión, no. ¿Por qué no te lo comprarías? En primer lugar por el precio, evidentemente, ya que recordemos que el más barato, el pequeño y de menor memoria, ya cuesta la friolera de 769€. Si el precio no fuera un factor determinante no lo haría porque, analizando lo que ofrece, hoy en día no hay una sino hasta cinco opciones que ofrecen mejores prestaciones, a pesar de haber sido el último en salir al mercado.

No tiene la mejor pantalla. Apple saca pecho de las pantallas de prestigiosa empresa Dxomark se dedica específicamente al análisis de cámaras, lentes y cámaras de teléfonos móviles, dando una puntuación al Iphone 7 de 8’6, la misma que con­cedió al Samsung Galaxy S6 hace ya un año y medio… Nada impresionante, vamos. 

Adiós al jack de auriculares. El agujero para meter los auri­culares, despedíos de él. Si os compráis el nuevo Iphone, despedíos de escuchar música y cargar el móvil a la vez, porque solo tendréis una ranura en la que hacer una cosa o la otra. Siempre os quedarán los auriculares inalámbricos…Se ha sumado a la resistencia al polvo y al agua. ¡Oh! ¡qué novedad! Solo lo lleva implementando Sony desde hace 4 años. ¿Cámara dual? Ya la tenían HTC, LG, Huawei… ¿Sistema operativo? Sí y no. Les hay fanáticos de IOS, pero lo cierto es que Android se ha puesto las pilas y ya no tiene nada que envidiarle a la  man­zanita. La única ventaja que veo es que, si tienes todos lossus terminales, pero lo cierto es que, aunque no es una pan­aparatos de Apple, tener un Iphone te ayudará a mantenerlos allá de mala calidad, la resolución deja mucho que desear, así como el brillo máximo, la gestión de la batería con la pantalla activa, etc. Hay terminales mucho más baratos con pantalla 2K, incluso 4K, es decir, hay móviles con más del doble de resolu­ción o densidad de píxeles por pulgada de pantalla ¡y encima les dura más la batería!

En cuanto a la cámara de fotos, todos pensamos histórica­ mente en un Iphone cuando nos preguntan qué móvil creemos que sacaría buenas fotos. No obstante, vengo a desmontar esa creencia ya que, desde el Iphone 5s, ha habido rivales de otras marcas que han superado con creces en calidad fotográfica las cámaras de las nuevas generaciones del campeón de Apple. La conectados muy fácilmente. Poco más. ¿El procesador más potente? Vale, a la espera de pruebas del Snapdragon 821, lo es. De todos modos, saliendo el último al mercado, más le valía…

En definitiva, puedo afirmar que en lo único en que se lleva la palma el Iphone 7 es en el precio, para nada justificado respecto a sus prestaciones. Hasta 1.129€ podemos llegar a pagar por él, si somos lo suficientemente derrochadores, claro.

No obstante, es de envidiar el poder de fidelización de la marca, así como el “status” que parece crear la posesión de un Iphone. Es algo que aún no han conseguido los competidores, ni parece que en el corto plazo vayan a lograr.

Dejar un comentario