Crudo

El pasado mes de marzo se estrenó en España una de las películas más “asquerosas” desde hace mucho tiempo (o por lo menos con tanta publicidad y vista por tanta gente) y esta no es otra que Crudo, dirigida y guionizada por la hasta ahora casi desconocida Julia Ducournau y teniendo una gran repercusión. La sinopsis viene al dedillo con el tema principal de esta revista. La película cuenta la historia de la transformación que sufre una adolescente al entrar en la universidad. La joven Justine vive con una familia donde todos sus integrantes son vegetarianos y veterinarios y ella, como no podía ser de otra manera, se marcha a estudiar esa carrera que tanto le apasiona. Justine es una estudiante excepcional y prometedora, pero al inicio del curso, en las novatadas de su carrera, con el afán de encajar y por miedo al rechazo probará por primera vez carne cruda provocando el inicio de un cambio, una transformación turbulenta y agónica en la joven y sus comportamiento y principios desvelando su verdadera naturaleza entre alcohol, drogas y sexo (un mundo completamente nuevo para la joven). El largometraje pertenece al género de terror y gore, pese a esto no es la típica película sin trasfondo ninguno cuyo fin es mostrar escenas asquerosas y litros y litros de sangre. La directora trata de mostrar la transformación natural de todos los adolescentes de un plano más brutal, los cambios en la personalidad, la formación de una manera de pensar propia y como esta
se puede alterar. Pese a esto no deja de ser una película gore donde el canibalismo y la brutalidad son constantes, haciendo que en sus diversos estrenos y reproducciones en festivales y salas son numerosos los casos de desmayos y abandonos al no aguantar las escenas de esta. Juntando todo esto nos queda una obra maestra del género abalada por sus buenas críticas y que, si el estómago nos lo permite, no nos tenemos que perder.

Dejar un comentario