La Educación en España

En los resultados del informe PISA en diciembre del año pasado, los alumnos de Castilla y León aventajaban a los del resto de españoles y se colocaban a la altura de estudiantes de Singapur, Corea del Sur o Finlandia en materias como Matemáticas, Ciencias y Lectura. Ante esto, cabe preguntarse si nuestro sistema educativo es tan malo como se suele comentar. Ahora bien, si vemos los resultados nacionales dejamos bastante que desear, estamos por debajo de los niveles del promedio de la OCDE o de la Unión Europea. Y olvidemonos de hablar de Comunidades Autónomas como Extremadura, Canarias o Andalucía, a la cola por una gran diferencia. Otro de los problemas que existen en nuestro sistema educativo es una alta presencia de repetidores, casi uno de cada tres estudiantes de 15 años en España (31%) ha repetido alguna vez antes de finalizar la ESO. Si a eso le sumas que somos líderes en las tasas de abandono escolar, con porcentajes de alrededor al 20 %. Entonces, ¿Nuestro sistema educativo está a la altura? En mi opinión, no. No tenemos una pésima educación, sin embargo hay mucho que mejorar.

Nuestro sistema se basa en memorizar y se olvida del pensamiento crítico y del desarrollo de la creatividad. Vivimos en un país que repudia la Filosofía, las Filologías y toda rama que sea de Letras, dónde se entiende como sinónimo de Magisterio ser tonto. En cambio, países como Dinamarca o Finlandia han dejado de lado a los exámenes, ser maestro es una de las profesiones más importantes, Ciencias y Letras no van separadas sino que son complementarias. En lo que se refiere al método educativo, yo creo que ya es hora de que desaparezcan los libros y las clases en las que el
profesor se dedica a leer y pasar diapositivas. Tenemos que comenzar con métodos educativos innovadores como el Blendend Learning, conocido como Aprendizaje en Conjunto o Semipresencial en el cual se combinan elementos de la enseñanza presencial y de la virtual. Educación es progreso,
y como dice Ken Robison, uno de los mejores educadores a mi juicio, “no es acerca de estandarizar la educación, es acerca de subir el estándar de la educación”.

Dejar un comentario