“Mad Men”

No os miento cuando os digo que estaba tan harta de ver siempre lo mismo, que me planté delante de la pantalla de mi ordenador esperando encontrar algo diferente, que me enganchara y que a la vez me hiciera reflexionar. Después de ver por tercera vez las 10 temporadas de Friends con sus 25 capítulos cada una, era hora de aparcar esta grandísima comedia por el inconfundible drama de MadMen. Solo me bastaron 3 capítulos para no poder parar de seguir esta dramática historia sobre la vida de un grupo de personas que trabajan en una de las mayores agencias publicitarias de Nueva York en los años 60. Los miembros de la agencia SterlingCopper forman un papel
fundamental en la serie, mostrando una sociedad machista y racista. Esta serie que se alarga desde los años 60 hasta los 70 muestra cómo evoluciona la sociedad y con ella, todos y cada uno de los personajes. Una evolución temporal que te lleva a través de 7 temporadas de traiciones, amores, secretos y pasiones. Don Drapper, el protagonista, es un hombre nacido de la nada que sirve de embajador para mostrar la cultura americana. Prospera en el mundo de la publicidad y lleva el tipo de vida capi-talista propia de aquellos años, formando parte de una familia envidiable.
Pero la verdad es que proviene de una familia humilde, de la cual quiso distanciarse, y su don de palabra le libra en más de una ocasión de pagar por sus numerosos pecados, entre ellos, el adulterio y el alcoholismo. Pero la pregunta es, ¿quién es realmente Donald Drapper? Y lo más importante, ¿cuál es su secreto? Os lo dejo para que lo averigüéis vosotros.

Dejar un comentario