ENTREVISTA AL INDEPENDENTISMO

ÓSCAR CASTILLO
Óscar Castillo, un catalán residente en Chile de 48 años, nos muestra en este artículo su punto de vista sobre el tema
actual de Cataluña.
M: ¿Dónde naciste? ¿Exactamente, de dónde eres?
O: Nací en Barcelona, en el barrio de Gracia.
M: Un buen barrio. ¿Salía en el Monopoly?
O: Sí (risas), es un barrio típico catalán con familias generalmente muy catalanas.
M: Pero al vivir en Chile, ¿te sientes más español o más chileno?
O: Vivo en Chile y soy feliz, mas yo he nacido en España por lo que me siento español. Mis tradiciones y costumbres están enraizadas en España, aunque las he adaptado a Chile.
M: ¿Cómo se ve desde tan lejos este tema de la independencia de Cataluña?
O: Se ve con bastante sorpresa, nunca hubiera imaginado que esta situación se produjera. Tengo la sensación de que es una muy buena oportunidad para que los políticos que nos representan tengan la capacidad de ponerse a la altura del momento tan importante que se está produciendo. Creo que cuando hay un conflicto, siempre hay dos partes que tienen la responsabilidad de trabajar para avanzar en su solución.
M: Ni yo tampoco lo habría imaginado. Y, ¿qué opinas sobre la actuación del Gobierno español?
O: Creo que están enrocados en una forma de abordar el conflicto que no está funcionando. Legalmente, tienen toda la razón, pero, precisamente por ser un momento único en la historia moderna de España, sería necesario una forma de enfrentar este tema similar a como lo hizo el expresidente Suárez: buscando consensos y puntos en común entre todas las partes, porque, si el conflicto está, es porque algo lo ha generado. Creo que el buscar culpables no es la solución, el Gobierno debe trabajar para generar espacios de diálogo y no de represión. España es un pueblo pacífico donde la intervención de las fuerzas de seguridad no es acorde con lo que vimos el pasado domingo.
Eso le ha dado gasolina a los que están en contra de la ley y los está justificando. El manipular la televisión tampoco le hace nada bien al proceso. Yo siempre he estado en contra de este proceso político, pero debo decir que las personas con las que hablo que viven en Cataluña están muy preocupadas porque solo ven políticos enrocados. Y entonces los extremismos son los que están tomando las calles, incluida la intervención de la policía.
M: ¡Pues no es poco! Una respuesta densa y completa.
O: También puedo decir que hay muuucha desinformación, y eso hace que las personas estén expresando una emocionalidad que no es acorde con lo que realmente está sucediendo.
M: ¿Crees que el 10 de octubre el presidente de la Generalitat proclamará la DIU (Declaración de Independencia Unilateral)?
O: Eso parece, y todo lo que suceda ya es imprevisible. En Cataluña ya se llega a creer que el Gobierno de España es casi franquista y dictatorial y que ellos son las víctimas. Se han dicho muchas medias verdades que son peores que las mentiras.
M: Sí, como has dicho antes, el tema emocional es un gran punto. Todos los nacionalismos se basan en el sentimiento emocional-nacional, pero esto es una opinión que me he permitido dar, ¡aunque como reportera no debería!
O: (Risas). Linda. Se dice que separados de España estaremos mejor, económicamente claro, que no habrá corrupción, que seguiremos en la UE, que el resto de España vive a nuestra costa… Ya ves, todo medias verdades manipuladas desde mi punto de vista, que creo que han tenido cabida en estos delicados momentos de crisis. Si no, no hubiera sucedido. Estoy seguro.
M: ¿Y qué opinas de que se vaya de Cataluña el Banco Sabadell, La Caixa, Gas Natural, Natur House, Freixenet,
Codorníu…?
O: Es un ejemplo de que efectivamente Cataluña fuera de España nunca puede ser mejor. Se pierde por todos lados.
M: Pero no solo pierde Cataluña. Pierde Cataluña y pierde España.
O: Exacto, todos perdemos. Así que, hay que trabajar más duro para desbloquear este conflicto y los máximos responsables son nuestros políticos. Si no, propongo elecciones tanto en Cataluña como en España.
M: Nos lo ponen difícil. Una última pregunta, ¿cuándo celebras el año nuevo, a las 00:00 de Barcelona o a las 00:00
de Santiago de Chile.
O: (Risas). Suelo celebrarlo en Santiago de Chile, pero este año creo que será en Barcelona. Espero una Barcelona mejor integrada al país que pertenece, España. Tengo la certeza de que estos momentos tan difíciles nos están llevando a todos a un gran aprendizaje. Y como ha pasado a lo largo de la historia, después de una oscuridad, siempre llega una maravillosa luz.
M: ¡Muchas gracias, Óscar!
O: Gracias por tu magnifica entrevista, me ha dado la oportunidad de poder reflexionar más sobre este importante tema.

Dejar un comentario