EL REFRÁN. HISTORIA Y ORIGEN.

El refrán es una frase generalmente breve que expresa una sentencia, un dicho o un consejo útil sobre la vida cotidiana, siendo en la mayoría de los casos una expresión de la sabiduría popular. Etimología: del occitano antiguo refranh y éste a su vez de la voz refranher (modular), que viene de franher (romper, del latín frangere). El refrán se empezó a utilizar en el siglo XV, pues anteriormente, sobre todo en el siglo XIII, refrán tenía la acepción de lo que conocemos como estribillo de una canción. En el francés actual, refrain tiene ese significado (estribillo). El origen de los refranes es muy antiguo.

Los proverbios han existido siempre y en todas las culturas, transmitiéndose oralmente de generación en generación; se consideran la sabiduría del pueblo, expresada de manera simple, dando algún consejo o simplemente haciendo resumen de hechos y situaciones ya conocidas. Los refranes sobreviven porque son atemporales y de temas muy variados. Este repertorio de dichos populares se encuentra tan implicado en el idioma que en la mayoría de ocasiones no somos conscientes de su utilización.

Los refraneros suelen variar según la zona geográfica o la temática escogida. Sin embargo, todos extraen su infinita sabiduría de las experiencias que en el pasado vivió el pueblo español. Los primeros refranes escritos y recogidos de la tradición popular se remontan a la Edad Media: Rabino Sem Tob de Carrión, con su obra El libro de los proverbios. El Infante don Juan Manuel, con el Libro de los Exemplos del Conde Lucanor, también recogió una gran variedad de refranes. El Marqués de Santillana, que escribió Refranes que dizen las viejas junto al fuego donde recogió gran cantidad de ellos.

A continuación, exponemos uno de los refranes más comunes: “tener más cuento que Calleja”. Seguro que hemos utilizado este refrán con alguno de nuestros allegados cuando pone muchas excusas, exagera alguna dolencia o utiliza mentiras para no realizar algo. Su origen se remonta a finales del siglo XIX cuando Saturnino Calleja, propietario de la Editorial Calleja, lanzó al mercado una serie de sencillos cuentos que se hicieron muy populares, editando más de 3.000 diferentes.

Dejar un comentario