ESFUERZO NO VALORADO

Ilusión, ganas y nervios a flor de piel son sensaciones que todos los universitarios han vivido con entusiasmo al empezar a estudiar algo que les apasiona y les gusta.

Todos hemos elegido la carrera que siempre hemos soñado,y aparte de los buenos ratos que pasamos, nos esforzamos para sacarla, pero,¿realmente se ve demostrado todo nuestro trabajo? Mañanas o tardes metidos en una facultad y en una biblioteca intentando entender y memorizar temario que nos gusta pero que no deja de ser extenso. Noches sin pegar ojo por nervios o por no llegar a entregar un trabajo, una práctica, una maqueta…Agobio al pensar que no podremos conseguir nuestros objetivos. Horas y horas metidas en nuestra carrera…

No puedo negar que muchas veces el esfuerzo se ve recompensado con las notas, pero en otros casos no es así.

He visto cómo compañeros y amigos se han sentido incompetentes ante asignaturas, y por lo tanto ante su carrera, pensando que no podrán conseguir sacársela y llegar a ser aquello que les apasiona. He quitado lágrimas de impotencia a compañeros que durante cuatro meses han dado todo para acabar sacando un cuatro, reflejando así que no ha sido suficiente, a pesar de no ser cierto.

Desde mi punto de vista, creo que el problema muchasveces no está en nosotros, sino en que se valora más tener una buena memoria o más capacidad que el resto de gente que elesfuerzo, y desde mi más humilde opinión, esto no debería ser así.

Nos jugamos el esfuerzo de un cuatrimestre en dos horas en las que nos pueden traicionar los nervios, el cansancio, la con- centración…

No puedo exponer una solución a esto, ya que no sé qué tipo de educación sería más adecuada. Solo sé que este sistema de educación no es el mejor.

Amigos, conocidos y desconocidos podemos con aquelloque nos propongamos,nos cueste más o menos. Somos todos y cada uno de nosotros más que suficientes, y poco a poco lo alcanzare- mos. Vamos a intentar disfrutar haciendo lo que nos gusta y, sobre todo no nos vamos a rendir, valemos mucho más que 240 créditos.

No dejéis de confiar en vosotros

Dejar un comentario