Ibupro…¿QUÉ?

Últimamente habréis visto en todos los medios de comunicación la polémica con el tema del ibuprofeno de 600 miligramos. Y es que, por si no os habíais aún enterado, ya no se puede adquirir legalmente este medicamento en las farmacias sin receta.

Las razones son simples: se estaba abusando de él sin ningún tipo de supervisión médica y los efectos adversos que estaba provocando a largo plazo eran bastante peores de lo que un consumidor habitual se esperaba. En otras palabras, era peor el remedio que la enfermedad.

Pongamos algunas cifras en juego. En el año 2013, más de 8 millones de españoles superaban la dosis diaria de ibuprofeno recomendada, 1200 miligramos. Esto significa que si tomabas un ibuprofeno de 600 cada 8 horas ya estabas tomando un 50% más del máximo recomendable. ¿Y quién no lo ha hecho alguna vez?

Entre los efectos adversos que provocaron la retirada del fármaco, podemos encontrar desde problemas gastrointestinales: diarrea, náuseas y úlceras gástricas, hasta dolor de cabeza, insuficiencia renal e infarto de miocardio. Si a todo esto le sumas que los pacientes suelen ser polimedicados, las interacciones entre diversos fármacos es un punto a tener en cuenta, más aún cuando no se sigue un control médico de la enfermedad.

Además, la mayoría de las patologías por las que se tomaba esta medicina eran dolores de cabeza y dolores menstruales para los que las dosis de 600 mg eran demasiado y para los que otros analgésicos están más indicados. El ibuprofeno es un antiinflamatorio y solamente es conveniente tomarlo cuando exista una inflamación que acompañe al dolor. Por ejemplo, para un dolor de cabeza leve, tomarse un paracetamol es mucho mejor que un ibuprofeno.

Por todo ello, la decisión está más que justificada y creo que era un cambio necesario desde hace tiempo. También, aunque ha tenido menos revuelo mediático, ocurre lo mismo con el paracetamol de 1 gr. Aunque tiene menos efectos adversos ya que no es un antiinflamatorio, la mayoría de farmacias ya no lo venden sin receta. Sin embargo, los más avispados han encontrado nuevas vías, como comprar Gelocatil de 1 gr, que, aunque su precio sea mayor que el paracetamol genérico, tiene el mismo compuesto activo y la misma dosis que este.

No quiero despedirme sin antes pedir que no cunda el pánico. Para todo aquel que quiera seguir disfrutando de su ansiado ibuprofeno sin receta, siempre le quedará la opción de comprarlo de 400 miligramos. Su corazón y riñones se lo agradecerán.

Dejar un comentario