¿CÓMO HA EVOLUCIONADO EL CINE?

El cine de hoy en día no es ni parecido al de hace un tiempo. Las primeras películas se filmaban en un solo escenario, se narra­ban de forma lineal, sin elipsis ni saltos temporales, sin primeros planos y se tenía que ir modificando el ángulo desde el que se fil­maba a los actores según daba la luz a cada hora del día.

En los inicios del cine la decoración era inexistente. Los prime­ros filmes se rodaban en interiores casi desnudos. Poco a poco esto fue avanzando con la introducción de telones pintados o deco­rados de cartón.

En cuanto a la iluminación, este fue uno de los retos más difíci­les a  los que  se tenían  que  enfrentar  los precursores  del cine. Como se puede ver en las películas más antiguas, estas se rodaban en exteriores y en días soleados ya que estas películas tenían tan poca sensibilidad que solo la luz natural lograba plasmar en ella las imágenes.En cuanto al cine color, este no llegó hasta 1917 donde apare­ció de la mano de la compañia Technicolor, aunque es un proceso más rudimentario que solo utilizaba dos colores, que evolucionó a lo largo de los años 20 y primeros del 30, hasta que en 1934 se estrenó la primera película con una escena de acción real en Technicolor de tres colores. A pesar de todo ello, las complicacio­nes de rodar en color (se requería el triple de luz que con el sistema de blanco y negro y cámaras tres veces más grandes y pesadas) hizo que el blanco y el negro siguiera predominando una década y media más.

El color proporciona mayor adecuación a la realidad, ya que el mundo es en colores y no en blanco y negro. La luz es un elemento imprescindible para el lenguaje cinematográfico. La  iluminación crea sombras, arrugas, rejuvenece o envejece, crea efectos psico­lógicos del personaje, en función de dónde se coloque cambia la atmósfera de la película. La utilización del color en el cine hace más reales las escenas que se visualizan actualmente.

En cuanto al vídeo, ha ido mejorando en los últimos años, y se están utilizando de forma ascendente soportes magnéticos para grabar películas, sobre todo el caso de películas realizadas para la televisión, así como documentales, cortometrajes y filmaciones de aficiones. Desde finales de los 80 hubo varios proyectos cinemato­gráficos, que usaban tanto cámaras como proyectores digitales, pero no fue hasta el 1990 donde apareció la tecnología digital en la industria cinematográfica. En la actualidad, teniendo en cuenta los constantes impulsos de la tecnología digital año tras año, parece que el futuro del cine es ser digital en los próximos 10 o 20 años.

Dejar un comentario