COVID-19

Covid-19, el reciente virus mortal que se detectó a finales de 2019, se ha cobrado más de 2000 víctimas en lo que llevamos de año. Más conocido como coronavirus, es una de las enfer­medades más peligrosas a nivel mundial. Tanto es así que la OMS declaró la emergencia internacional ante su rápida expan­sión.

Pero, ¿qué es lo que sabemos exactamente de este virus?  El origen  del brote, cuyos primeros casos se detectaron en diciembre, se encuentra en un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (China). Son virus de transmisión aérea pero también se pueden transmitir por obje­tos o sustancias recientemente contaminadas, como ocurre con el virus de la gripe, y por contacto humano. Para evitar su pro­pagación las autoridades  chinas han puesto en cuarentena  a más de 40 millones de personas, donde se han suspendido los transportes y se ha pedido a los ciudadanos que no salgan sin «razones especiales». Un dato curioso de este virus es que ape­nas afecta a los niños, pero es especialmente peligroso para los ancianos. El 80% de la gente que murió por el virus en China tenía más de 60 años. En cambio, los casos confirmados de coronavirus en niños a lo largo del mundo son muy pocos. Una de las hipótesis al respecto se centra en el sistema inmunitario de ambos colectivos. Los ancianos podrían ser más vulnerables por tener  un sistema  inmunitario  más débil, mientras que los niños disponen de una respuesta del sistema inmunitario innato más potente, que haría frente al virus desde el primer contacto.

A día de hoy no se dispone de vacuna alguna ni de trata­miento específico para combatir la infección por coronavirus. Mantener una higiene básica es la forma más eficaz de evi­tar contraer este virus en los lugares en los que existe un mayor riesgo de transmisión, fundamentalmente las zonas del planeta en las que se han registrado casos.

Dejar un comentario