PARÁSITOS (MIGUEL JIMÉNEZ)

Qué decir de esta película surcoreana que tanto revuelo ha creado estos últimos meses… Su director, Bong Joon-ho, poco a poco y con obras tan maravillosas como esta, se está labrando una carrera cinematográfica de lo más sólida y espectacular.

Bien, el concepto es sencillo. Tanto Gi Taek (Song Kang-ho) como su familia están sin trabajo. Cuando su hijo mayor, Gi Woo (Choi Woo-sik), empieza a dar clases particulares en casa de Park (Lee Seon-gyun), las dos familias, que tienen mucho en
común pese a pertenecer a dos mundos totalmente distintos, comienzan una interrelación de resultados imprevisibles. La genialidad reside en cómo nos desarrollan este concepto.

La estratificación social y la lucha de clases conforman el núcleo central de esta joya cinematográfica, y la familia (en este caso dos familias) es utilizada como vehículo para llevarnos por un viaje que en la vida podríamos esperar.

No quiero dar muchos detalles de la trama porque considero que es de esas películas que hay que ir a ver sin conocer nada sobre ella, dejando que la propia película sea la que te envuelva.

Lo que sí hay que destacar es la magistral lección de direc­ción que nos ha dado Bong Joon-ho. La cámara atraviesa habita­ciones y pivotea para enfocar el espacio tras las paredes, reve­lando al espectador las intenciones de cada personaje. Una coreografía salvaje a ritmo frenético que aumenta la tensión y el miedo, es lo que observas en cada plano de esta increíble creación. Fotográficamente es una bestialidad, cada uno de los
espacios está manejado y explotado visualmente a niveles mayores, no hay desperdicio. Por lo tanto, nada que objetar al envoltorio técnico, de notable calidad como en el resto de las obras de este director.

Y no desmerece, ni mucho menos, la mención de la calidad interpretativa con la que los actores desempeñan los papeles para los que han sido escogidos. Los actores están pletóricos todos, sin destacar alguno en particular. Sin duda, estamos ante
uno de los elencos del año.

En conclusión, estamos ante una interesante propuesta, un cuento macabro y fresco sobre la constante lucha de clases y los peligros que ello conlleva. Si te gusta la filmografía del director, el cine con mensaje o simplemente te quieres dejar sorprender, es tu película. Original, atrayente y perfectamente maliciosa, que no
es poco.

Dejar un comentario